para Aceite, Grasa Fuida, y Grasa Consistente

Mediante una instalación de Lubricación Centralizada se alimentan dosificadamente, con aceite o con grasa, diversas toberas, que mediante la entrada de aire comprimido pulverizan el lubricante a las superficies a engrasar.

La elección de boquillas con chorro cilíndrico o en abanico permite en cada caso formar la superficie de lubricante requerida.

Con las toberas DELIMON de pulverización se puede conseguir la optima distribución del lubricante.

La construcción de nuestras toberas son tan sencillas como robustas y al no existir piezas mecánicamente móviles, se obtiene una duración muy larga con un mínimo coste de mantenimiento.

 

 
Tobera SP-A