En un lubricador de microniebla se rompe el aceite en una tobera Venturi por medio de aire comprimido en partículas minúsculas (neblina de aceite), que debido a su liviano peso, son transportadas mediante la continua circulación del aire comprimido, a través de una red de tuberías muy ramificada.

En los puntos de lubricación y mediante toberas se consigue una aceleración de la corriente de aire y aceite recondensándose las minúsculas gotitas de aceite en grandes gotas aptas para la lubricación.

Por medio de modernas toberas recondensadoras de alto rendimiento con empaquetadura de bolas (patente alemana DBP 2 218 293), se multiplica la recondensación resultando hoy en día posible construir instalaciones de niebla no perjudiciales para el ambiente con un remanente de aceite en el aire saliente de los rodamientos inferior al 1%.

Con este sistema se pueden construir instalaciones lo mismo pequeñas que de máximo tamaño para la alimentación y dosificación de aceite.

  WA-L

 

WA-L   Tobera de Recondensación de alto rendimiento